Un Tablero no es un Tablero

Una de las mayores bondades de LEAN es la simplicidad de los conceptos y la practicidad de las herramientas. Si LEAN tuviera un slogan, podría ser copiado de uno que tal vez acuñó Steve Jobs que es “less is more”.

Uno de los pilares de una buena implementación de LEAN es el diseño de un modelo robusto de seguimiento y control. Es frecuente que las firmas con las que trabajamos encuentren grandes oportunidades de mejora en la forma como le hacen seguimiento a su gestión. Uno de los cambios más visibles en los nuevos modelos de seguimiento que diseñamos, son los tableros de control que aparecen en las paredes junto a los equipos que conformamos para gestionar las diferentes sendas de valor.

Estos tableros son un elemento clave del concepto de “gerencia visual” que propone LEAN y que también proponen otras metodologías de gestión que creen en el valor de la transparencia. Es imposible gestionar de manera efectiva lo que no se ve o lo que es opaco. Los tableros hacen visible lo invisible.

Muchas veces, cuando mencionamos a los tableros como uno de los elementos fundamentales de LEAN, observamos cierta sorpresa en los clientes ya que suena como algo tan básico que puede parecer poco contundente. Anunciar con bombos y platillos que uno de los elementos transformadores de la organización va a ser la implementación de tableros de indicadores se parece a esperarse hasta las 12 de la noche en Navidad para descubrir que nuestro regalo es un par de medias.

Con el pasar del tiempo, nuestros clientes reconocen que estos tableros, poco emocionantes al principio, son algo sin lo que ya no pueden vivir. La razón fundamental es que un tablero no es simplemente un tablero.

El tablero, además de ser una herramienta de seguimiento muy útil, es un símbolo de valores y mentalidades que generan ventajas competitivas:

  1. Transparencia – la convicción de que solo es posible mejorar y evolucionar si la gestión se mide de forma transparente, en equipo y en ciclos cortos

  2. Empoderamiento – la mentalidad de que la solución a los problemas está en el pensamiento colectivo y de que nadie (ni el gran jefe) es más inteligente que todo el equipo junto. La resolución colectiva de problemas se da alrededor del tablero

  3. Reconocimiento – la importancia de reconocer en público los desempeños extraordinarios. El tablero es el lugar donde se aplauden y se celebran los logros y se inspira al equipo para lograr más

 

Una organización que implementa un sistema de gerencia visual usando tableros que miden la gestión de sendas de valor de punta a punta es una organización que cree y practica estos y otros principios propuestos por LEAN. El tablero no es simplemente un tablero, es el símbolo de valores y mentalidades que generan desempeños extraordinarios.

Carlos Zuleta L. - Socio Fundador REWIRE

Contáctenos para empezar juntos el camino hacia nuevos niveles de productividad y excelencia operacional

       Dirección
Av. Calle 82 # 12-18
Oficina 405

Bogotá | Cundinamarca

      Teléfono
+57 315 317 3653

     Email

contacto@rewire.com.co

     Linkedin

Formulario de contacto